fbpx

A la hora de separar tus metales para venderlos o reciclarlos, es importante seguir una serie de pasos importantes:

1. Clasifica los objetos reciclables

Usa un imán y mira si se adhiere a los metales. Si un imán se adhiere al metal, será ferroso. De lo contrario, no lo será. Puedes usar un imán común de tu heladera para hacer esta prueba.

  • Entre los metales no ferrosos se encuentran el cobre, el aluminio y el latón.
  • El acero y el hierro son metales ferrosos.
  • El cobre, el latón, el aluminio, el acero inoxidable y el bronce son muy valiosos para los centros de reciclaje y los depósitos de chatarra.

2. Revisa las directivas

Revisa las directrices y reglamentos de reciclaje. En Metalnor recibimos todo tipo de metales. Por lo tanto, a menos que el metal que tengas sea valioso, recíclalo en el tacho para reciclar metales. Puedes hacer la mayor cantidad de dinero vendiendo objetos de aluminio, latón y cobre en el depósito de chatarra.

  • Puedes reciclar el bronce, el hierro fundido, el acero y la hojalata en el tacho para reciclar metales.

3. Limpia los metales

Limpia los metales. Asegúrate de limpiar los objetos de metal que recicles por completo y retírales los residuos y las partículas de comida. Vacía las latas y quítales las etiquetas si es necesario.

  • Limpiar los objetos de metal te ayudará a hacer más dinero en el depósito de chatarra porque los encargados tendrán que hacer menos trabajo.

Fuente: WikiHow

WhatsApp chat