fbpx
Colecta Día del Niño

Colecta Día del Niño

Queremos invitar a todos los proveedores, clientes y colaboradores a sumarse a la Gran Colecta Solidaria a Beneficio del Comedor Comunitario “Manos Solidarias” de B° Las Tunas, para brindarles una sonrisa a todos los niños y niñas en su día.
Estaremos recibiendo las donaciones en todas las sucursales de Salta Capital. Además estarás participando por un sorteo increíble a realizarse el 20 de Agosto. ¡Tenés tiempo de hacer tu donación hasta el mismo día del Sorteo!
¡Compartí esta publicación con tod@s tus amig@s! ¿Te sumás?

¿Qué tipos de chatarra de hierro existen?

¿Qué tipos de chatarra de hierro existen?

Como vimos en notas anteriores, los metales tienen la capacidad de recuperarse y regenerarse muchas veces, sin perder sus características principales. Esto hace fundamental que el reciclado sea una etapa crucial del proceso productivo de las empresas relacionadas a la siderurgia.

En cuanto a la chatarra de hierro que se usa para “alimentar” el proceso de reciclado, podemos encontrar distintos tipos, que varian según sus materiales. Aquí te contamos algunos de los más destacados:

Chatarra de Hierro: es el material ferroso proveniente de maquinarias, automóviles,  electrodomésticos, recortes de la construcción, etc. (ej: chapa heladeras viejas, partes de autos, pedazos de hierros de la construcción, etc.).  

Según el espesor y la forma del material, se lo puede clasificar en: 

Pesada o Liviana, y a su vez en dimensionado o sin dimensionar. Las condiciones de espesor y tamaño son definidos por las acerías, pero en términos generales se toman medidas de +/- 6mm de espesor y +/- 70cm*40cm de diámetro, por ejemplo una chatarra pesada dimensionada, es un material con más de 6 mm de espesor con medidas de hasta 70cm * 40 cm.

Este tipo de chatarra se encuentra en mayor volumen en empresas industriales como ser: metalmecánicas, automotrices, petroleras, mineras, etc.

¿Conocías tantos tipos de chatarra?

¡Dejanos tus comentarios!


Reciclar metales: ¿qué hay que tener en cuenta?

Reciclar metales: ¿qué hay que tener en cuenta?

En principio, el porcentaje de metales tratados está aumentando por su capacidad de ser reciclados indefinidamente sin perder ninguna de sus propiedades importantes, como sí pasa con el papel.

Además, el descarte de metales en vertederos tiene un enorme impacto en el medioambiente, por la dispersión de partículas metálicas en el ecosistema al exponerse a distintas condiciones climáticas.

¿De dónde se obtienen los metales?

Se obtienen mediante la minería y extracción. El mayor problema es que se trata de un recurso no renovable, es decir que su aprovechamiento tiene que optimizarse para preservar las reservas y minimizar la acción del hombre en estos procesos, que causan enormes daños al medioambiente.

Y no sólo se trata de economizar recursos: reciclando metal, se ahorra mucha de la energía y agua que implicaría trabajarlo desde su origen. Reciclando una lata de aluminio, por ejemplo, se salva la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante tres horas.

Es por esto, y por su capacidad de reutilización indefinida, que es tan importante reciclar metales de uso diario.

¿Qué metales se pueden reciclar?

Los que tenemos en casa pueden estar compuestos de diferentes formas. Pueden mezclarse cantidades variables de uno o más metales diferentes u otros compuestos; es decir, pueden encontrarse metales en estado puro o aleaciones. Es por esto que su tratamiento va a tener que dividirse en varias fases, en las cuales los componentes se separan para destinarse a plantas que puedan aprovecharlas según ciertas clasificaciones comunes:

Acero: Es común y es muy abundante entre los descartes de bienes de consumo, como automóviles viejos, electrodomésticos, latas y clavos, sin olvidar también la chatarra proveniente de obras industriales. El acero se degrada muy poco en los procesos de reciclado, y por eso puede reciclarse un gran número de veces. Los productos de acero tienen una larga duración, generando una alta demanda.

Aluminio: Las latas de gaseosa son los objetos más comunes con este material que son llevados a reciclar.  Su producción inicial es uno de los procesos industriales más contaminantes: para obtener una sola tonelada se necesitan 15.000kw/h, se producen toneladas de residuos minerales y se emite gran cantidad de gases que contaminan la atmósfera y provocan lluvia ácida.

Otros Metales a tener en cuenta: El cobre, bronce, latón, plomo, oro, plata, etc, pueden reciclarse, aunque estos consuman un poco más de energía en el proceso.

Perfecto. Y ahora, ¿dónde lo reciclo?

Si tenés metales que reciclar, separalos, limpialos bien y entrá a http://www.metalnorsalta.com.ar para encontrar tu sucursal más cercana.

¡Gracias por sumarte al cuidado de nuestro ambiente!

¿Cómo reciclamos el aluminio?

¿Cómo reciclamos el aluminio?

¿Sabías que reciclando aluminio se reduce un 94% del costo energético de una nueva extracción de este material?

El aluminio es reutilizable al 100%, y en nuestra planta recibimos todo tipo de materiales que tengan aluminio para su reciclado. Luego, el material pasa por una prensa que lo convierte en pequeños paquetes para su traslado a las siderurgias, donde se convertirán en nuevos productos.

¡Miralo en video!

WhatsApp chat