fbpx

La empresa, que realiza su labor desde hace 20 años, tiene 150 empleados directos. Procesa y clasifica entre 1.000 y 1.500 toneladas mensuales de chatarra.

Metalnor, una empresa de capitales salteños, desarrolla sus actividades en el mercado del reciclaje desde hace 20 años, hoy posee su casa central en Salta capital además de sucursales, depósitos y proveedores a lo largo y ancho de todo el país; su actividad se basa en el procesamiento, clasificación, transporte y comercialización de Scrap metálico Ferroso (chatarra de hierro) y no Ferroso (chatarra de cobre, bronce, aluminio, plomo, batería, pasta, acero inoxidable). Esto la convierte en la “empresa líder en procesamiento de chatarra del país”. Al ser una empresa con proyección nacional e internacional, cumple con todas las normativas que regulan la actividad, incorporando como premisa básica de sus procesos el debido cuidado del medio ambiente. Para entender un poco la dinámica de este rubro, y particularmente la de esta empresa, recorreremos a través de la nota los procesos que se llevan a cabo para obtener los distintos productos que comercializan.

“Origen del material”

El origen del scrap metálico ferroso (chatarra) o del scrap metálico no ferroso (metales) puede ser a través de retiros a industrias (origen industrial) o de entregas directas a los depósitos (origen domiciliario). La empresa retira material de distintos puntos del país con su propia flota de camiones y con servicios tercerizados de transporte, y los descarga en su depósito central ubicado en Salta capital. Todo el procesamiento se efectúa con mano de obra local, generando así aproximadamente 150 puestos de trabajo directos entre operarios y administrativos, entre las distintas unidades de negocio del grupo económico.

El desguace industrial es un servicio que brinda la firma a distintas empresas, como ser mineras, ingenios, metalúrgicas, embotelladoras, súper mercados mayoristas, etc., para la obtención de metales y chatarra. Esta actividad consiste en relevar las instalaciones para poder planificar la ejecución del trabajo, una vez coordinados los movimientos, el equipo de operarios se dirige al lugar y mediante el uso de maquinarias y equipos de oxicorte proceden a desmantelar las estructuras metálicas.

Desde hace algunos años trabajan en conjunto con la Municipalidad de Salta en el “Operativo descacharrado”, colaborando así en la lucha contra el dengue. Esta acción está vinculada a la responsabilidad social empresarial, y se instrumenta con la puesta a disposición de camiones propios de la firma para el recorrido por los distintos barrios durante las campañas de descacharrado del municipio.

“Procesamiento”

Se procesan y clasifican entre 1.000 a 1.500 toneladas mensuales de chatarra. Esto se alcanza a través de una gran inversión en infraestructura, del manejo de una flota de camiones propios y de la adquisición de maquinarias de punta, entre las que se encuentran: cargadores industriales, prensas cizallas fijas, prensas móviles, prensas de aluminio, molino de procesamiento de cables, máquina procesadora de motores, peladoras de cable, autoelevadores, puentes grúas, entre otras. Desarrollan sus actividades en diferentes predios que suman un total de 6 hectáreas con más de 4.000 metros de galpones y 700 metros de oficinas. El procesamiento del material con las distintas maquinarias asegura un trabajo limpio para el ambiente, permitiendo cumplir con la misión de empresa: “Brindamos un servicio de recolección y entrega en todo el territorio de la Argentina, siempre teniendo como pilares fundamentales la mejora continua y el cuidado del medio ambiente”, expresaron desde Metalnor.

Uno de los procesos que aplican al material es el pelado de cables mediante un molino triturador (único en el país), en donde se cargan cables de cobre de distintos espesores y se obtiene el cobre picado y el plástico que los recubre ya separados. “De esta manera evitamos la contaminación por el quemado de cables, que es una práctica común en la obtención de los alambres de cobre. Con este proceso fomentamos la entrega por parte de los recolectores del cable completo, que en otras épocas para obtener el metal lo quemaban con las conocidas malas consecuencias para el medio ambiente”. Otra técnica aplicada en la obtención del alambre de cobre, es el proceso de motores eléctricos, el mismo consiste en retirar el armazón de hierro que los recubre liberando el bobinado, este último es colocado en una máquina, cuyas uñas sostienen la pieza y una cuchilla corta en dos el núcleo (chapas de acero). De esta forma, se libera el hilo de cobre (devanado) para su posterior clasificación y comercialización. A la chatarra metálica ferrosa también se le aplican procesos de manufactura, como ser el dimensionado y el compactamiento, el primero se logra mediante el uso de una maquina cizalla que corta el material en dimensiones más pequeñas. En el segundo proceso se compactan las chapas (liviana) y se obtiene como producto final un paquete.

La empresa cuenta con una “Línea de proceso y descontaminación de metales”, en donde se liberan a los distintos artículos de las impurezas con las que cuentan, por ejemplo: plásticos, gomas, hierros, etc. El objetivo final de este proceso es la obtención de los distintos metales limpios y listos para su correcto almacenamiento.

“Comercialización”

Todos los productos obtenidos mediante los distintos procesos productivos tienen por destino final ser utilizados como materias primas en los procesos de otras industrias: “Los principales consumidores de la chatarra de hierro son las acerías. Mediante los procesos específicos de esa actividad elaboran productos que se vuelven a utilizar, desde el hierro para la construcción hasta autopartes de vehículos 0km, como por ejemplo un capó. En el caso de los metales (cobre, bronce, aluminio, etc.) son utilizados por las distintas fundiciones de metales específicos para la obtención de productos nuevos, por ejemplo, un cable de cobre”. La empresa provee aluminio a diferentes fábricas autopartistas del país, quienes elaboran piezas nuevas para la industria automotriz, dentro de estos productos podemos mencionar a las cajas de dirección, caja de velocidad y carcazas en general.

También es el principal proveedor en la industria de los cables de cobre. La firma comercializa dicho metal con las distintas fundiciones dedicadas a la elaboración de cable domiciliario e industrial.

La calidad del producto final les abrió las puertas del mercado internacional. Exportan conos de plomo (provenientes del reciclado de baterías) y lingotes de bronce (provenientes del scrap de bronce) a diferentes países de Latinoamérica y Asia. “Abastecemos la industria nacional y somos exportadores en el ámbito internacional de productos elaborados”, afirmaron desde la empresa.

WhatsApp chat